Aprendí

Aprendí que no siempre
el que da, recibe. Que el
que se va sin que lo echen,
no siempre vuelve sin que
lo llamen. Que a todos nos
dan un beso de Judas, por
lo menos una vez en la vida.
Que a veces, lo que llamamos
amor, es mera costumbre.
Que de los errores no siempre
se aprende y que las heridas del
alma son las que más tardan en
sanarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: