Aprendí

Aprendí que no siempre
el que da, recibe. Que el
que se va sin que lo echen,
no siempre vuelve sin que
lo llamen. Que a todos nos
dan un beso de Judas, por
lo menos una vez en la vida.
Que a veces, lo que llamamos
amor, es mera costumbre.
Que de los errores no siempre
se aprende y que las heridas del
alma son las que más tardan en
sanarse.

Lo contrario…

Cansado de mi
Me refugio en vos
Que no me olvidas
Aunque siempre yo
Te dejo de lado
Sin decirte adiós
Aunque vos sabes
Aunque siempre ves
Que yo soy el mismo
El rebelde aquel
Que un día te dijo
Que sería fiel…
Y aunque tanto fallo
Aunque tanto caigo
Recordaré
Lo que un día te dije
Muy quedo, muy mío
Y a medio camino
Que te extraño tanto
Aunque no lo muestre
Y siempre demuestre
Lo contrario…

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora